dijous, 15 d’abril de 2010

Asia 2010 : Camboya (5)

Tres islas, dos continentes



Uno de los atractivos de Sihanouk Ville es la excursión a las tres islas que todos los hoteles y tour operators ofrecen por 15 dólares, con desayuno y comida incluidos. Yo lo contraté en mi hotel, en la playa de Ostres, alejadas unos kilómetros del centro. Una moto vino a buscarme y me llevó hasta la playa en donde me esperaba una barcaza. Iba a compartir viaje con cuatro chinos y cinco indios, representantes de las dos grandes potencias asíaticas, y cuatro alemanes y dos inglesas, las dos grandes potencias europeas. Yo era el único español, el representante de una república bananera que basó su crecimiento en la especulación sin límites y que ahora no pinta casi nada en el universo económico.



Nada más llegar a la primera isla y saltar al agua con gafas y tubo de submarinista aficionado, veo a uno de los chinos arrancando coral desesperadamente. Intento explicarle que no debe hacerlo. Pone cara de no entender y pasa de mí. Sigue los patrones de su país. China ha devastado las selvas de Camboya y Myanmar, la antigua Birmania, a cambio de ayuda económica. Como me explicaba un sacerote italiano que lleva 15 años en este país, es un cáncer que destruye todo lo que toca. El negocio es lo primero y el medio ambiente no tiene la más mínima importancia.


Los indios son los únicos que saludan y hablan a todo el mundo. Son joviales, alegres y se les ve muy seguros de si mismos. Son emprendedores natos y están contentísimos porque ven en Camboya un país con inmensas posibilidades para invertir. “Apenas hay normas, la tierra es muy barata y todo está por hacer”, dicen.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada